martes, 19 de octubre de 2010

EL COMPADRAZGO BAUTISMAL EN EL DISTRITO DE MONSEFÚ 2009

EL COMPADRAZGO BAUTISMAL EN EL DISTRITO DE MONSEFÚ 2009

INTRODUCCIÓN

Aunque de origen colonial, el compadrazgo es un sistema generador de relaciones extradomésticas que arraigó con éxito en todos los estratos de la sociedad.
Durante siglos, los campesinos han establecido o fortalecido relaciones de producción entre ellos a través de este tipo de parentesco ritual. Igualmente, las oligarquías locales/regionales y la capitalina utilizaron el sistema para crear y mantener uniones políticas. Finalmente, también ha servido para consolidar lazos clientelistas entre individuos de diferente nivel socio-económico.
El objetivo del presente trabajo es observar de cuáles son los factores por los cuales el compadrazgo en Monsefú subsiste o se encuentra en declive ya que este sistema de compadrazgo se encuentra en un contexto de fuertes transformaciones.
Para ellos hemos creído conveniente centrarnos geográficamente nuestro estudio en una zona rural del distrito de Monsefú

I.- ANTECEDENTES:

Antiguamente y hasta la década de los sesenta, antes que nazca el niño, los padres tenían escogida la persona quien iba hacer el padrino y este era escogido del mismo sexo del recién nacido.  

Según Tenchy Salas nos dice que el compadrazgo es una figura poderosa en la sociedad, originalmente el vínculo entre compadres se generaba a través de los hijos. “Los compadres son figuras muy importantes en la vida familiar de los hispanos y ni hablar de las comadres”; donde nos dice que el termino ha evolucionado ya que los compadres son los encargados de velar por la educación de nuestros hijos en el lamentable caso de un fallecimiento prematuro. Las personas que aceptan esa enorme responsabilidad lo hacen porque les une un gran afecto a los de la criatura a quien van a bautizar.

El sacramento del bautismo, aparte de todo lo que significa para la iglesia, creó uno de los vínculos afectivos más fuertes que existen en la cultura de América Latina   

Aunque el "detalle" del bautizo, a veces, pasa a segundo plano, el compadrazgo ya tiene vida propia y el término se utiliza para destacar a alguien que está muy cercano a nuestro más sincero afecto.

En algunas oportunidades, hay ceremonias de bautizo que cuentan con tres o cuatro parejas de padrinos. Lo que abunda no daña, según el muy criterio gregario de nuestros pueblos.

 
La historia, el folclore y la política de nuestros países están llenos de anécdotas en las que las relaciones entre compadres han marcado la diferencia a la hora de escoger a quién favorecer en cualquier situación fuera de lo común.

 Tampoco hay que olvidar que una tradición entre compadres adquiere una dimensión de tragedia griega. Simplemente una especie de pacto inviolable.

II.- PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

¿Cuáles son los factores por los cuales el compadrazgo en Monsefú subsiste o se encuentra en declive?

III.- OBJETIVOS.-

Objetivo General.-

            Explicar la evolución y el declive del compadrazgo en Monsefú

Objetivos Específicos.-

·        Establecer la relación histórica del compadrazgo en su vinculación con el pueblo monsefuano
·        Analizar la forma en que el compadrazgo ha trascendido a través del tiempo y dar vista al modo en el que esta se refleja en la población monsefuana.

IV.- HIPOTESIS:

·        Si el compadrazgo se realiza para reforzar lazos familiares o tan solo por una simple y tradición.
·        Otro aspecto que tendríamos que resaltar acerca del deterioro que viene teniendo el compadrazgo por parte de la poca cabida que le están dando las nuevas generaciones, es el factor económico el cual aporta para que esta tradición cada año decaiga en su organización y trascendencia.



V.- METODOLOGÍA:

Tipo de Investigación.-
            Descriptivo y explicativo; en el presente trabajo de investigación hemos abordado sobre el compadrazgo,  así como su trascendencia con el paso de los años. Y utilizamos estos métodos por ser los más asequibles e idóneos para realizar de buena manera nuestro trabajo y así poder brindar una mejor perspectiva acerca del compadrazgo bautismal en Monsefú. .
           
            3.2 Instrumentos
- Instrumentos de Gabinete:
Ø      Fichaje de libros
Ø      Bibliotecas virtuales y visitas a paginas de Internet.
- Instrumentos de Campo:
Ø      Entrevista,
Ø      Encuestas
Ø      Observaciones de la realidad plasmadas en fichas.


CAP. I.-   EL BAUTIZO ORIGEN DEL ESTRECHO COMPADRAZGO


El sacramento del bautismo, aparte de todo lo que significa para la Iglesia, creó uno de los vínculos afectivos más fuertes que existen.
El sistema de compadrazgo es una relación que se vincula a la relación de padrinazgo. La relación de padrinazgo puede derivar a la relación de compadrazgo, estableciendo alianzas entre los padrinos y los padres.
La primera marcación del niño, se lleva a cabo antes del ritual católico del bautismo con el ritual denominado “echar las aguas”, y es realizado por miembros masculinos de la aldea a quienes se les pide la bendición pero no se les considera compadres. Posteriormente, se realiza el bautizo (agua) en el cual, el niño es el intermediario entre sus padres y sus futuros padrinos (padrino y madrina).

1.1.- Las tres maneras de establecer lazos de compadrazgo
En Monsefú son tres los acontecimientos en los que se establecen lazos de compadrazgo: el bautismo, el primer corte de pelo y el matrimonio.
Los monsefuanos consideran el bautismo el más importante de los tres. Tiene lugar durante los primeros meses de vida del niño. Los compromisos que establece se dan, en un principio, entre el padrino y el padre, es decir, entre compadres. Pero aunque el bautizado no participa del contrato, se verá obligado a sostenerlo posteriormente. Se puede decir que el niño nace con obligaciones sociales.
La segunda ceremonia en importancia a la hora de crear relaciones de compadrazgo es la del matrimonio. En este caso son dos los padrinos: los cuales son buscados por los mismos novios. La relación se establece, principalmente, entre los ahijados y los padrinos.
El corte de pelo no suele generar nuevos lazos de compadrazgo, sino que ratifica los creados por el bautismo, ya que normalmente el padrino en ambos ritos es la misma persona. La ceremonia se celebra en casa del padre, cuando considera que al niño le ha crecido suficientemente el cabello, allá por su primer año de vida. A ella acuden tanto el padrino como otros invitados, familiares y allegados de la familia del niño. Por turno le cortan mechones de pelo y dejan dinero sobre una manta. El padrino está obligado a cortarle más cabello y a contribuir con más plata que los demás.

1.2. El compadrazgo y el sistema de fiestas
Como veremos más adelante, la institución del compadrazgo, dentro del ámbito monsefuano, ha entrado en crisis desde hace unas décadas. Esto se ha dado paralelamente a la crisis que también padece el sistema de fiestas, uno de los ámbitos en el que más se materializaban las relaciones de compadrazgo: los compadres bebían juntos, se invitaban mutuamente a la comida familiar, donde se preparan el pan rosca y el pavo con garbanzo, etc. Actualmente las fiestas, tanto privadas como comunales, se han reducido en número y en comentarios. A modo de ejemplo, valga señalar que han desaparecido fiestas tradicionales como la de la duración de los festejos del casamiento ha pasado de una semana a uno o dos días.
Igualmente han reducido las relaciones de los festejos propios de celebraciones privadas como la del bautismo y el casamiento, entre otras razones porque al disminuir los derechos y obligaciones del compadrazgo no es necesario invertir tanto en una fiesta que está dirigida, también, a los padrinos.
La crisis en el sistema de fiestas no hay que achacarla exclusivamente a la que se da en el de compadrazgo. Las causas de ambas, como veremos más adelante, están en la necesidad y el deseo de los campesinos de reducir los gastos ceremoniales.
Pero la interrelación existente entre las dos se pone en evidencia al observar cómo son precisamente aquellas fiestas que se sostenían en parte gracias al compadrazgo es decir,  las que a lo largo de las últimas décadas más han tendido a desaparecer.

1.3.- El compadrazgo como mecanismo integrador o como arena de conflictos
Parte de los trabajos que se han realizado sobre el compadrazgo, ven en esta institución un sistema que procura eliminar las tensiones sociales, un mecanismo integrador. A nuestro entender, el sistema de compadrazgo refleja las diferencias socio-económicas que se dan en la comunidad, pero ello no nos impide atestiguar que es un mecanismo preparado para canalizar tensiones: su forma ritualizada mitiga el conflicto y contribuye a que el grupo subordinado acepte su condición, además de que permite establecer relaciones. Esta es su principal función para el sector social dominante. Mitiga el conflicto, pero no lo elimina. La flexibilidad que caracteriza a la institución, por la que cada uno de los compadres mueve sus peones con el fin de sacar el mayor provecho posible de la relación, contribuye a que el conflicto, en ocasiones, salga de su cauce ritualizado.

CAP. II.-   CAMBIOS EN EL SISTEMA DE COMPADRAZGO


2.1. Causas del cambio
La flexibilidad que caracteriza el sistema de compadrazgo permite a los campesinos adaptar las relaciones a sus intereses en el momento de elegir la persona con la que se va a establecer esta relación. Pueden utilizar dos estrategias opuestas. Una es maximizar las ganancias ampliando la red social y eligiendo compadres entre individuos de los que se presupone se pueden sacar ventajas materiales y/o sociales, pero esto conlleva un aumento de las obligaciones ceremoniales. La otra estrategia consiste en minimizar estas cargas ceremoniales procurando limitar los lazos de compadrazgo
En Valle Hermoso, en las últimas décadas, esta segunda opción se ha convertido en el comportamiento más generalizado. Esto ha supuesto una disminución en el número y en la intensidad de las relaciones de compadrazgo, y la institución ha entrado en un fuerte proceso de reestructuración.
Dos son las principales causas a las que se puede imputar este proceso y ya las hemos tratado anteriormente. Una es la inmersión en la economía. La otra, la crisis del agro como consecuencia del aumento demográfico.

2 .2. Las estrategias utilizadas para el cambio
Como hemos visto, los gastos ceremoniales dedicados a las relaciones de compadrazgo fueron disminuyendo progresivamente, de manera consensuada aunque no explicitada, a medida que las causas que promovían el proceso se
acentuaban.
Gracias a la permisividad otorgada por este consenso, los monsefuanos comenzaron a utilizar con una mayor frecuencia mecanismos, nuevos o ya existentes, que les permitían reducir las gastos rituales.

2. 3. Conflictos generados por el cambio
El sistema de compadrazgo está regido por preceptos muy flexibles. Esta flexibilidad permite a los compadres practicar un tira y afloja, toda una negociación en la que se enfrentan intereses disimulada bajo una capa ritual y que puede llegar a suscitar conflicto. Si a esto añadimos la actual inestabilidad provocada por la reorganización de su reglamentación, las posibilidades de conflicto se multiplican, ya que las normas se ven más flexibilizadas todavía y las posibilidades de interpretación aumentan. Y es que la actual reestructuración, encaminada a disminuir los costos del parentesco ritual entre los monsefuanos, no es resultado de una decisión tomada que haya delimitado con precisión los nuevos códigos de comportamiento.
Esto permite al campesino jugar con un espectro de posibilidades más amplio: intenta aplicar los derechos y obligaciones que antaño suponía el compadrazgo o bien los nuevos, mucho menos onerosos, según le toque en ese momento dar o recibir, con el fin de maximizar la relación, es decir, de aumentar las ganancias y reducir los gastos.
Por otro lado, hay que tener en cuenta que las costosas formas ritualizadas propias de la institución tienen como finalidad encauzar y reducir las tensiones generadas por las negociaciones que se establecen entre las partes. La supresión de gastos ceremoniales, por lo tanto, es otro factor generador de conflicto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada